Los Estados Ibéricos: una nueva fórmula de convivencia

Los Estados Ibéricos: una nueva fórmula de convivencia

Si alguien piensa que el 1 de octubre de 2017 no pasó nada es que no estuvo en Cataluña. El 1 de octubre muestra un punto de inflexión en la ya tocada relación entre España y Cataluña. Son muchos los que piden que para resolver el problema se necesita diálogo, más política, más propuestas…Y sí, es cierto. Pero el diálogo, más política… ya viene tarde, muy tarde. Como decían ayer varios políticos, si pegan a las yayas, ¿hay algo que negociar con ellos? La fractura es patente en todos los estrados de la población, y sí, es verdad, hay muchos que no son independentistas, pero ante la gravedad de los hechos del 1 de Octubre pierden argumentos para quedarse en una España encasillada en el discurso de la “unidad de España es intocable”. Son muchos los que dicen que el acto es ilegal, que vulnera la Constitución, pero ¿preguntar al pueblo es ilegal? Muchos dicen que antes deben reformar la Constitución. Miren, para aquellos que dicen que hay que cambiar la Constitución, sean realistas. Para llevar a cabo una reforma de la Constitución se necesitan 2/3 partes de los votos favorables, ¿usted cree en su sano juicio que el PP quiere cambiar algo en relación con la autodeterminación de Cataluña? Evidentemente que no. Eso sí, cuando se tuvo que modificar por Don Felipe, fue un cambio exprés sin tapujos ni preguntas entre los dos grandes partidos de España. Ante tal laberinto, ¿cómo se puede dar respuesta a más de tres millones de personas ante una legislación que no les encaja en el esquema actual? Llevamos 7 años intentando dar voz al pueblo catalán, que se ha comportado de una manera ejemplar. Manifestándose de una manera pacífica, año tras año. El atropello del 1 de Octubre como dicen algunos fue un punto y final.

 

Seguramente el Estado actualmente anhela el Pacto Fiscal que el Parlamento catalán aprobó por mayoría y que después tanto el gobierno socialista como el de PP se lo pasaron por el forro. ¿Se acuerdan de la campaña anticatalana del PP? Miren, en Cataluña hay tres tipos de catalanes: el de bolsillo, el de cabeza y el de corazón. Seguramente, años atrás, con un Pacto Fiscal muchos catalanes se hubieran bajado del carro independista. Sin embargo, día tras día, con el gobierno del PP, el ensanchamiento del independentismo ha sido la mejor campaña para el propio independentismo. Los hechos del 1 de Octubre marcan un punto de inflexión no únicamente por el ensanchamiento del independentismo sino por el trasvase del catalán de bolsillo al de corazón.

 

En conclusión, del mismo modo que existen los países Escandinavos, debería buscarse una fórmula similar para los países Ibéricos. La actual fórmula no funciona, y las fórmulas para permanecer en el Estado Español “no venden” a la gran masa de la ciudadanía española ni a la catalana. Debemos entonces buscar una fórmula que encaje en un mundo competitivo, en el que  podamos convivir como hermanos y que los no independistas se encuentren también representados en el nuevo estado catalán. Poco sentido tiene hacer boicots o intentar que te vayan mal las cosas, perdonen, el mundo va muy rápido para perder el tiempo.

Damià Rey

Professor de Teoria Econòmica de la UB

Anuncios


Categorías:General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: