¿Por qué los bajos precios de los commodities hacen temblar las bolsas?

Estos últimos meses el principal foco de atención para los inversores esta siendo la volatilidad del precio del petróleo, y esto se está reflejando en los mercados. Pero, ¿por qué los bajos precios de los commodities hacen temblar las bolsas?

Grafico producción

Fuente: El País.

Hace unos años el control de la oferta de petróleo estaba en manos de la OPEP, pero ahora el escenario ha cambiado. Pero, ¿Quién ha cambiado las reglas del juego? La figura del cambio viene por Estados Unidos como gran productor de crudo. El país americano efectuó grandes inversiones para poder extraer petróleo por el medio del franking y también hizo modificaciones en sus leyes para permitir las exportaciones de este tipo de productos, puesto que había mucha más producción que demanda en su país. De este modo, Estados Unidos en los últimos 10 años ha logrado casi doblar su producción de petróleo diaria y ha relegado a Arabia Saudí al segundo puesto en la producción de crudo. Asimismo Irán ha anunciado que va a incrementar su producción en medio millón de barriles, después de que Estados Unidos y la Unión Europea le levantarán las sanciones. Todo ello, junto con la OPEP que no cesa en reducir su producción ha situado un exceso de oferta en el mercado, pese a que estos últimos años la demanda ha ido creciendo. Además, parece que estos últimos meses se ha acentuado este exceso de oferta por la disminución en la demanda de países emergentes como Brasil o China. Todo ello, ha provocado una gran corrección en el precio de cotización del crudo, que en el caso del Brent se vio cotizando a más de 100 dólares por barril en 2014 y que actualmente está luchando por mantener los 30 dólares. Por un lado, uno puede pensar que se generan drivers positivos: como una reducción de los costes de las empresas, o para los consumidores un ahorro en el momento de llenar el depósito del coche por menos dinero. Sin embargo, ¿por qué los bajos precios de los commodities hacen temblar las bolsas? Esta caída en los precios del crudo tiene efectos negativos sobre las empresas energéticas o sobre algunos países que basan una parte de sus presupuestos en los ingresos que provienen del petróleo y además puede producir fuertes presiones deflacionistas.

Antes de todo, cabe destacar que tras la caída de los precios del crudo es mucha la capitalización que han perdido las empresas del sector petrolífero desde junio de 2014.

Grafico capitalización

En el grafico anterior se pueden ver las pérdidas que han registrado las principales petroleras europeas. Destaca la holandesa Royal Dutch Shell que ha registrado un descenso en su capitalización de más de 78.000 millones de euros. Es en este punto que se podría producir un efecto contagio a las bolsas, ya que al perder capitalización y por tanto perder precio en la cotización de las acciones, también lo están perdiendo los selectivos que lo conforman, y cabe destacar que el sector petrolífero tenía y en algunos casos sigue teniendo mucha ponderación en los índices bursátiles. Además la industria de este sector energético está muy fuertemente ligada con otros sectores económicos, ya que este tipo de compañías requieren de grandes inversiones. Se encuentra un claro ejemplo con empresas como Tubos Reunidos, Duro Felguera, Técnicas Reunidas o Tubacex. Es en este punto en el que podría producirse un efecto contagio diferentes sectores de la economía.

Son muchos los países que basan parte importante de sus presupuestos en ingresos provenientes del petróleo, y esta caída del precio del crudo les está afectando negativamente. La caída está suponiendo un shock para la balanza comercial de estos países, ya que reciben menos ingresos por la exportación de crudo, muchos de ellos por la pérdida de valor de la divisa que a su vez ha encarecido y frenado las importaciones. A modo de ejemplo a la depreciación de divisas, se puede ver como durante el año 2015 en cómputo anual la corona noruega ha perdido un 18,31% con respecto al dólar, el dólar canadiense se ha dejado un 19,10% con respecto a la moneda estadounidense, mientras que el rublo ruso ha retrocedido un 25,67% con respecto al dólar.

Por otro lado, el petróleo es una materia prima muy consumida y que al estar disminuyendo su precio como lo está haciendo, está jugando un papel negativo para las medidas que se toman desde los Bancos Centrales para tratar de crear inflación y reactivar las economías, ya que los bajos precios del crudo están dejando el IPC plano e incluso en algunos casos ligeramente negativo. Es por eso que el jueves día 21 de enero Draghi ya dijo que se esperan inflaciones planas e incluso negativas para los próximos meses y anuncio que incluiría nuevos estímulos en su política monetaria para el mes de marzo.

Ahora la pregunta sobre las que se debe reflexionar es: ¿Se está produciendo un cambio coyuntural o se está produciendo un cambio estructural en el precio del petróleo?

Marcos Brugarolas Roca

Analista del 3mbolsa

 

Anuncios


Categorías:Análisis fundamental, Economía, General

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: