Samsung y el “Sandwich” Tecnológico

Imagen1

Por Jaume Carles Pallarès

Con un beneficio registrado hasta septiembre de 3.900 millones de dólares, los beneficios de Samsung han caído un 60,1% respecto al trimestre anterior (entonces alcanzaron los 9.600 millones de dólares). No son buenos tiempos para la compañía surcoreana, la cual no ha sido capaz de hacer funcionar su extenso portfolio de dispositivos móviles este año.

Que los móviles pesan demasiado en el negocio de Samsung es un hecho. Una parte más que substancial de los ingresos corresponden a la división de dispositivos móviles, un mal compartido por su aparentemente gran competidor, Apple. Concretamente, Samsung tiene problemas en las ventas de su dispositivo diseñado para ser su buque insignia, el Samsung Galaxy S5, el cual ha vendido 4 millones menos de lo esperado según datos de IDC, un 40% por debajo de las previsiones de la compañía. Especialmente dolorosos son los datos provenientes de China, donde las ventas han sido entorno al 50% inferiores de lo previsto. Samsung está perdiendo la batalla en el mercado chino y salvando sus resultados por la potencia de la marca en Estados Unidos, donde la marca si ha incrementado sus ventas respecto al año anterior.

La competencia: por arriba y por abajo

La visión estratégica de Samsung a lo largo de los últimos tres años ha consistido en competir contra Apple por el mercado de dispositivos. Si la compañía asiática intentaba convencer al mercado mediante un extenso catalogo de productos para captar todo el mercado de consumidores, Apple atacaba el segmento de clientes con más poder adquisitivo. En esta situación, la estrategia de Samsung se demostró efectivo desbancando a Nokia como primer fabricante mundial mientras sus beneficios crecían hasta números espectaculares. Pero este año las cosas se han torcido para la compañía

Por la parte de arriba, Apple ha superado los dispositivos de gama alta de Samsung y los Samsung Galaxy 5 o Galaxy Note 4 están perdiendo cuota de mercado frente a la nuevo generación del iPhone, y es que el movimiento de Apple al engrandecer el tamaño de sus pantallas ha satisfecho la demanda de consumidores phablet, segmento tradicionalmente perteneciente a Samsung desde el primer Galaxy Note.

Pero el peor problema para Samsung en este momento está en la parte de abajo, con una competencia más dura en los dispositivos de gama media y, sobretodo, baja. Las marcas chinas como Xiaomi, Lenovo o Huawei están haciendo mucho daño a la cuota de mercado de la compañía, especialmente en la propia China. Samsung tiene problemas para diferenciar su oferta del resto de competidores y no tiene ese plus de software que si tiene Apple con su iOS. El mercado de dispositivos Android está saturado y bajo estas circunstancias Samsung pronto se verá obligada a rebajar los márgenes comerciales en sus dispositivos si quiere mantener la competitividad respecto a los nuevos actores del mercado. Podemos observar la tendencia del mercado con este gráfico de unidas distribuidas en millones de unidades.

Imagen2

Desde el punto de vista inversor, la cotización de la compañía ha descendido en torno a un 13% el último año y cotizando el ratio de precio sobre beneficios en un entorno por debajo de 8. La compañía alcanzo su record de ingresos en el último trimestre de 2013, y desde entonces estos tienen una tendencia a la baja pero con cierta estabilización. De revertir la tendencia, la compañía estaría lista para revertir la situación bajista en bolsa.

Sin embargo, debemos evitar caer en el dramatismo cuando hablamos de una compañía con la capacidad innovadora de Samsung. La compañía ha liderado el podio de la innovación tecnológica durante los últimos años en parte gracias a la enorme capacidad de patentes en su poder (con 2.179 registros es la firma número uno en este aspecto) y aún no ha jugado la baza de la guerra legal contra los productores que compiten contra ella en el segmento medio y bajo. Por lo tanto, deberíamos ver las dificultades que pueden encontrar los fabricantes chinos para competir fuera de su mercado nacional si Samsung decide usar la ventaja competitiva que suponen las patentes (por ejemplo Xiaomi no tiene prácticamente registros para defenderse).

Imagen3

Anuncios


Categorías:Análisis fundamental, Samsung

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: