¿Quienes son los grandes ganadores y perdedores de la crisis?

Desde el inicio de la crisis en septiembre de 2008 con la caída de Lehman Brothers, se ha especulado acerca de la pérdida de poder de los Estados Unidos. La caída de gran parte del sector financiero y de emblemas como General Motors hizo tambalear las principales bases del capitalismo moderno.

La crisis desde un buen inicio hizo muestra de su violencia cuando se registraron caídas de más del 50% en los principales índices bursátiles. La rápida y coordinada operación de los Bancos Centrales hizo que muchos índices en marzo de 2009 mostraran un suelo de mercado. Desde entonces, los selectivos norteamericanos han sido los que han marcado la pauta de crecimiento.

En todas las crisis hay grandes ganadores y perdedores. Sin lugar a duda, el gran ganador a fecha de 2013 ha sido EEUU que gracias a su política monetaria expansiva le ha permitido no solamente conservar su hegemonía en los mercados financieros sino incrementarla. Obsérvese como por su parte los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), a pesar de haber sido fundamentales en el crecimiento de la economía real, han reducido su participación en los mercados bursátiles.

El “smart money” ha sobreponderado la economía estadounidense versus las economías emergentes, mucho más vulnerables y con mayor dependencia de las materias primas. Sin embargo, el gran perdedor en términos de pérdida de capitalización bursátil ha sido Europa, y más concretamente los llamados PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España.) que han visto reducida su participación en los mercados financieros. 

A finales del 2007, su capitalización bursátil era algo más del 4,50% del valor de los mercados mundiales. Sin embargo, actualmente solo tienen el 2,41% de la capitalización mundial. En el caso particular de España, se ha pasado de un 1,82% a un 1,08% del poder en los mercados. En términos absolutos se ha perdido el 46,50% del valor desde finales de 2007.

Respecto las economía europeas centrales y Gran Bretaña, éstas también han sufrido una ligera pérdida de poder en los mercados financieros, pero han sabido conservar su poder de influencia. No obstante, también hay claras divergencias siendo la economía francesa la más perjudicada desde el inicio de la crisis con una caída del 33%de su capitalización bursátil.

Por lo que respecta a Hong Kong y a Corea del Sur, dos de los tigres asiáticos de mayor peso, a pesar de haber perdido parte de su poder, han logrado conservarlo cerca de los niveles que tenían a finales de 2007 mostrando así una maduración de su economía. Aunque no es de estudio de este artículo, los llamados VICS (Vietnam, Indonesia, Colombia, Sudáfrica).

En conclusión, a pesar de que el crecimiento económico se traslada a las economías asiáticas, el peso estadounidense en los mercados financieros muestra que todavía quedaran varios años para este traspaso de poder y el consecuente reequilibrio del poder financiero.

PPT MAPA

Damià Rey y Alberto Viñas Torelló



Categorías:Barómetro de los mercados, Economía

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

  1. ¿Un nuevo cambio de reglas…?

    Partiendo desde la crisis del 2008, donde las “hipotecas subprime” en EE. UU., fueron el detonante de una crisis a nivel mundial, surgió un nuevo entender económico y como en toda crisis, unos vencedores y unos perdedores.

    Pongámonos en antecedentes, de forma muy resumida, para poder trasladar a la actualidad las conclusiones de la crisis del 2008.

    La burbuja inmobiliaria de las “hipotecas subprime” americanas explota.
    Esos créditos hipotecarios se habían negociado en los mercados financieros de todo el mundo y eso hizo que cualquier institución financiera fuese sospechosa tener problemas financieros. Se desata el miedo y la incertidumbre. Los bancos y entidades dejan de prestarse dinero entre ellas. Cae el consumo.

    EE. UU. tiene una rápida actuación y consigue mediante una política monetaria expansiva y un endeudamiento frenar la crisis, con una considerable rapidez.

    Estados unidos tienen unos tipos de interés por debajo de la tasa de crecimiento, lo que hace que el dinero fluya (justo al contrario que la UE), digamos que los Norte americanos apuestan por una política expansiva, frente a una restrictiva en la UE.

    También es verdad que Europa ya estaba lastrada por una gran deuda, e inyectar más dinero suponía un mayor endeudamiento y una mayor duda de la solvencia estatal, lo que le hace iniciar una política restrictiva frente a la crisis.

    De aquí surge un primer ganador, que consigue salir de la crisis con cierta rapidez y que hasta la actualidad ha conseguido mantener su liderazgo.

    La Unión Europea actúa con demasiada lentitud y la divergencia económica entre sus diferentes países hace que las políticas monetarias aplicadas no afecten de igual modo a todos los miembros, surgiendo de este modo, lo que le denominaron PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia, España). La política restrictiva hace que la crisis se alargue.

    Si extrapolamos esa situación a la actualidad, veremos que Europa se esta quedando a la cola de los cambios económicos mundiales, ya que:

    – No disponemos de empresas tecnológicas punteras
    – No invertimos en investigación y desarrollo
    (Ciertamente algunos países tienden a intentar basar su economía en tecnología, investigación, desarrollo, pero siguen lastrado por el resto de socios)
    – Nuestra población envejece
    – Seguimos aplicando viejas políticas monetarias
    – Seguimos endeudándonos

    Y dudo que la sociedad europea esté preparada para la integración de la nueva era productiva que nos traerá el 5G.

    Un claro ejemplo son los bancos españoles, que a pesar del batacazo actual, debido a los tipos de interés por los suelos, no son capaces de reinventarse, ni de cambiar su forma de negocio (seguimos ahí… como esperando que las cosas mejoren…). Probablemente en otras economías donde el peso del sector bancario fuese tan importante como en España, ya hubiesen buscado otras vías de negocio que hiciesen que su dinero rindiese.

    En definitiva, EE. UU. sale muy reforzado de la crisis y Europa debilitada. En la actualidad Estados Unidos aún tiene un papel de liderazgo en los mercados financieros, pero poco a poco vemos que las economías emergentes, sobre todo India y China (las cuales se vieron también afectadas por la crisis, los denominados entonces BRICS, ya que dependían enormemente de las materias primas y de tercero paises) han empezado a coger las riendas de los próximos tiempos.

    Aún Estados Unidos tiene las mayores empresas tecnológicas del mundo, pero sin embargo china lleva una gran ventaja en lo que a tecnología nos referimos, y sobre todo en 5G, que será la tecnología que permitirá un gran cambio en la productividad en un futuro muy breve. Los papeles irán cambiando y es muy posible que si EE. UU. no sabe adaptarse y ganar la carrera en tecnología tenga que ceder su liderazgo a nuevas economías como la china. Recordemos que otro factor muy importante es la edad media de la población, donde India lleva muchísima ventaja.

    Aunque igual que EE. UU. se adaptó muy rápidamente a la crisis del 2008 y supo capearla, es posible que logre adaptarse con rapidez a todos estos cambios tecnológicos y siga siendo un líder mundial indiscutible, pero creo que le costará.

    La próxima economía líder a nivel mundial, no será la que logre tener una mayor inversión en tecnología, o la que disponga de los mayores avances tecnológicos, o una mayor natalidad, sino la que disponga de una sociedad capaz de adaptarse a toda esa nueva tecnología que ya tenemos aquí y nos hará enfrentarnos al mundo laboral de una forma totalmente diferente, y para ello creo que las economías desarrolladas partimos con cierta desventaja.

    Como conclusión personal, expondré que me encantaría poder pensar que América latina o África podrán jugar papeles interesantes en este nuevo ciclo económico, pero por el momento lo veo muy difícil y eso que tengo muy claro que si los países desarrollados pusiésemos el empeño necesario en estimular las economías subdesarrolladas, al final del esfuerzo, sería una gran ventaja a nivel global. Creo que el Mundo esta desperdiciando un potencial inmenso al creer que cuantos menos nos repartamos el pastel mejor para todos, ya que lo importante es crear un pastel más grande y sostenible (que este es otro tema, pero que marcará verdaderas tendencias en el nuevo ciclo económico)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: