Santander y BBVA: Salud y sostenibilidad de sus ratios

Después del interesante análisis técnico desarrollado con anterioridad de los dos principales bancos españoles como son Santander y BBVA sería interesante echar un vistazo a las compañías desde un punto de vista fundamental.

Los Decretos Ley 02/2012 y 18/2012 obligaron al sector bancario a llevar a cabo importantes dotaciones sobre el riesgo inmobiliario español que sostenían en sus balances. En efecto, en el caso de Santander, el 2012 presentó unos beneficios de 2.205 millones de euros, un 59% menos respecto el ejercicio anterior, tras dotar 18.800 millones. En el caso de BBVA, las provisiones se situaron alrededor de los 4.400 millones de euros obteniendo unos resultados de 1.676 millones.

Estas afirmaciones se reflejan de forma clara en la tabla y gráficos adjuntos. En efecto, la caída de los BPA no ha sido impedimento para que las empresas sigan premiando a sus accionistas mediante notables rentabilidades por dividendo: 11,26% en el caso del Santander y 5,42% en el caso del BBVA, acentuados por las bajas cotizaciones en las que se encuentran actualmente los valores bancarios. Como consecuencia, sus pay-out ratios se han situado en niveles inhóspitos, 2,75 en el caso del Santander y 1,78 en el del BBVA. A simple vista se podría concluir que dicha política de retribución es insostenible de cara al futuro. No obstante, haber hecho los deberes en términos de saneamiento adelanta volver a una senda de beneficios de años anteriores y proporciones de reparto de beneficios de entre 0,40 y 0,60 del año 2010.

 tabla

BPApay out

De la misma forma, se puede observar como el PER se ve castigado en ambos casos por la caída de su numerador de forma temporal. La buena salud en sus ratios fundamentales se muestra en el P/VC, que descuentan una cotización infravalorada respecto su valor en libros, en especial el BBVA.

En conclusión, son diversos los riesgos asociados al sector bancario español. En primer lugar, su exposición a la coyuntura económica española y a su sector inmobiliario. En segundo lugar, la importante tenencia de deuda periférica. Por ejemplo, según el Banco de Pagos Internacionales, más de la mitad de la deuda pública portuguesa se encuentra en manos de los grandes grupos bancarios españoles. No obstante, la depreciación de sus cotizaciones creemos que no va de acorde con sus estructuras fundamentales, incrementando recurrentemente su core capital y teniendo en cuenta que a modo de ejemplo, la distribución geográfica del Banco Santander sólo sitúa un 15% de su actividad en España y un 27% en Europa continental.

Marc Barberà. Profesor Economía Aplicada URV, EFA.

Anuncios


Categorías:Análisis fundamental

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: