¿Cómo reducir el apalancamiento privado en España?

En su último Investment Outlook del mes de julio (What’s In A Name?), Bill Gross se pregunta si una crisis de deuda puede ser curada con más deuda. Afirma que sí, siempre que los niveles de apalancamiento de partida sean razonables y los Bancos Centrales sean capaces de equilibrar la balanza entre acreedores y deudores.  En caso que el ratio deuda / PIB o la deuda de servicio sobre los ingresos de los hogares estén en desequilibrio, incrementar el volumen de deuda no es la solución. En esta segunda tesitura se encuentra España y, por ello, se proponen algunas alternativas para reducir el apalancamiento privado, principal talón de Aquiles de la economía española.

 1.- Introducir inflación en el sistema. ¿Cómo? Con medidas de flexibilización cuantitativa (reales y no esterilizadas) que permitan un fuerte incremento de las rentas disponibles (salarios, en el caso de los hogares, todavía ligados a la inflación) que, a su vez, permitiría una reducción de la deuda viva. Seguramente con una inflación “moderada” y controlada (quizás entorno al 5%, siendo conscientes del mandato actual del BCE) se conseguiría dicho objetivo. Por contra, debemos de ser conscientes que mayor inflación también nos restaría competitividad frente al exterior y, por tanto, dañaría nuestra balanza comercial, partida que precisamente ahora está “amortiguando” caída del PIB.

 2.- Quita generalizada a los deudores. Es decir, un “default” encubierto de los deudores privados y que probablemente llevaría a una reestructuración de balances sistema financiero. Esta alternativa sería la más dolorosa y perjudicial a corto, si bien en el futuro también iría asociada a una pérdida de credibilidad ante los acreedores internacionales que se traduciría en un incremento de los costes de financiación por el aumento del riesgo país..

 3.- Transferencia de riesgo hipotecario al Estado. En el semanal Negocios del diario El País del domingo 7 de agosto de 2011, Kenneth Rogoth, profesor de Economía de la Universidad de Harvard y execonomista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), planteaba lo siguiente: “[…] Por ejemplo, los Gobiernos podrían facilitar la rebaja de las hipotecas a cambio de una participación en cualquier apreciación futura en los precios de la vivienda […]”. Sin que el autor precisara más en la medida y por vaga que carezca, según nuestra interpretación de la medida, ésta podría tener una gran eficacia. Partiendo de la base que la clase baja-media es aquella que soporta en gran medida el incremento del desempleo y, en consecuencia, la que registra una tasa de mora más elevada, podría proponerse una reducción de la hipoteca para dichas unidades económicas en función del poder adquisitivo “real” de las mismas. De esta manera, las administraciones públicas serían quienes abonarían una parte de la cuota a las entidades financieras (temporalmente) hasta que los ingresos familiares pudieran soportar la carga hipotecaria original. Como contraprestación, en el momento que se produjese la enajenación del inmueble (por encima del precio de compra) o el índice de precios de vivienda (calculado por el ente público competente) repuntara respecto al momento en el que se concedió el “subsidio inmobiliario”, el Estado recibiría la misma cuantía (teniendo en cuenta el valor temporal del dinero pero sin penalizar vía intereses para no incrementar la carga impositiva) aportada a la unidad familiar en el periodo correspondiente. En el lado negativo, como contras a esta propuesta destacarían la heteregoneidad del mapa inmobiliario español (dificultad en la búsqueda del valor razonable) y, especialmente, las reticencias de una Europa que no renuncia al proceso de consolidación fiscal y vigila de cerca nuestras finanzas públicas. En todo caso cabría no olvidar que cualquier incremento del déficit corriente asumido inicialmente por el Estado quedaría totalmente compensado por los ingresos financieros futuros.

Xosé Garrido, CIIA & CFTe. Analista Club de Bolsa Alumni UB.

Anuncios


Categorías:Economía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: