Bankia y Banca Cívica, ¿inflexión a corto plazo?

Si atendemos a las valoraciones y opiniones de analistas de mercado, la evolución de la economía española, y en consiguiente de la confianza de los inversores, dependerá de la capacidad de ajustar el déficit y conseguir los objetivos de reducción.

No les falta razón. Ahora bien, si somos un poco más cortoplacistas, el rumbo económico de España tendrá un punto de inflexión clave en julio. A parte de la publicación de los nuevos test de stress a la banca, las salidas a Bolsa de Banca Cívica y, en especial, de Bankia serán esenciales para valorar si la reforma del sector financiero nacional es de suficiente calado en función del éxito de las mismas.

Pocos son los pros y muchos los peros de ambas operaciones, empezando por el factor estacional pues julio se antoja un periodo difícil para levantar el capital que ambas necesitan para cumplir con las necesidades de recapitalización que les exige Banco de España. Pero quizás el punto más cuestionable es la valoración de ambas. El ratio precio / valor en libros es la medida fundamental tan de moda estos días. Teniendo en cuenta que Criteria (en breve Caixabank) marca el techo por la calidad del balance cotizado con un ratio de 0.8x, todo lo que se acerque al mismo sería muy positivo para el emisor porque cumpliría con creces en su salida al mercado. Por el contrario, sería dudoso que cotizasen en dichos múltiplos, pese a la segregación de los activos más “tóxicos”,  por la dificultad de valorar a una entidades cargadas de exposición a suelo e inmobiliario. Pero para acabar de cerrar el círculo, ¿Banca Cívica y Bankia estarán dispuestas a dar entrada a accionistas a ratios reducidos de 0,4x-0,5x valor en libros? ¿No les quedará más remedio?

Y para acabar de rematar, ¿cómo valorará el FROB a estas entidades en caso que tenga que entrar en el capital de las mismas porque no son capaces de financiarse por si mismas en el mercado? Otro problema más. Si la valoración es demasiado alta, volveremos hablar de moral hazard, sería difícil que el Estado tuviera plusvalías en el momento de la desinversión con el consiguiente coste para las arcas públicas y Bruselas podría interpretar ciertas ayudas estatales. Por el contrario, si la valoración es demasiado baja, daríamos la razón a los escépticos sobre la transparencia de los maltrechos balances pues la contabilidad no reflejaría valoración patrimonial y se fijaría un techo indirecto para quien accediera a posteriori a los mercados de capitales.

Demasiadas incertidumbres en el horizonte. Para ilustrar el panorama del sector, adjuntamos tabla con principales múltiplos de las entidades nacionales cotizadas.

 SECTOR FINANCIERO ESPAÑOL_0611

Anuncios


Categorías:Análisis fundamental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: